Informe sobre el problema de la intervencion extraterestre en el contexto actual de la humanidad

Los enigmas de Chernóbil, que pueden ser explicados fácilmente si tomamos en consideración la ayuda cierta que fue ofrecida por los OVNIS que pertenecen a unas civilizaciones extraterrestres.

Por Tatiana Radú (fuente: yogaesoteric.net).

Muchos enigmas, en conexión con la catástrofe de Chernóbil en 26 de abril de 1986 se quedaron hoy en día todavía sin explicación. El Profesor George Lochak, presidente de la fundación Louis de Broglie, fundación francesa para la investigación fundamental en dominio de la física, trae en discusión alguno de estos temas.

La tapa gigantesca de un reactor pesando 2000 toneladas fue eyectada.
El profesor George Lochak dice: “Mi amigo ruso Urutskoiev me confeso que no sabe que fuerza propulso la tapa del reactor Elena que pesaba casi 2000 toneladas y que se cayo al lado del reactor. No existe ninguna explicación razonable para esto. Y los que pretenden decir que saben de que se trata, mienten. Las hipótesis manifestadas por la prensa científica, afirman que el incidente se ha dado por el aumento de la presión de los vapores en el reactor. Pero esta explicación ¡es tonta! Si la presión de los vapores hubiera sido lo suficientemente grande para levantar una tapa de semejante peso, con certeza que ella, hubiera determinado también la explosión de las paredes del reactor. Pero esto no ha ocurrido, las paredes del reactor no fueron ni siquiera deformadas”.


Una diferencia temporal enigmática
El profesor George Lochak dice: “Todo el mundo se puso de acuerdo con la afirmación que la explosión de la sala de los reactores fue precedida por la explosión del reactor.  Pero en lo que concierne la apreciación del intervalo de tiempo entre las 2 explosiones se puede registrar un hecho inexplicable: todos los que se encontraban en el lugar han estimado que este intervalo fue de 2 a 3 segundos, sin embargo las explosiones fueron escuchadas hasta muchos kilómetros y los testigos encontrados a la distancia han afirmado que el intervalo entre ellas fue de aproximadamente 30 segundos. Es una diferencia demasiado grande entre las apreciaciones para acusar de imprecisiones subjetivas naturales. Nos podemos engañar con 2 o 3 segundos pero ¡no con 30 segundos!”

90 % del combustible nuclear desapareció, 10 toneladas de aluminio fueron encontradas en la cercanía del reactor.
El  Profesor George Lachak afirma: “Otro enigma: midiendo el magma enfriado medido alrededor de la base del reactor el grupo conducido por Urutskoiev ha estimado que después de la explosión se quedó solamente 10-20 % del combustible nuclear. ¿Qué pasó entonces con la mayor cantidad del combustible? Este no pudo haber sido disipado por la nube de Chernóbil. Al mismo tiempo sabemos, aun si esto no fue revelado nunca al público en general, que tomaron lugar una multitud de transmutaciones en el interior del reactor en el momento del accidente. Por ejemplo se han encontrado alrededor del reactor 10 toneladas de aluminio, metal que no tiene nada que ver con la construcción del reactor.”

Los ovnis encima de la Central de Chernóbil

La explosión de la central nuclear de Chernóbil de la antigua Unión Soviética provoco una emisión en la atmosfera de un par de toneladas de materias radioactivas,  pero esta explosión de grandes proporciones por suerte afortunadamente no fue más que una térmica. No tuvo lugar una explosión nuclear. El reactor destruido contenía 180 toneladas de Uranio enriquecido. Si se hubiera producido una explosión nuclear las consecuencias hubieran sido tremendas. Numerosas  teorías han tratado de explicar este desarrollo afortunado del evento. Una de esas teorías habla sobre el hecho que hubiera existido una ayuda venida de parte de un OVNI. En el momento en que se desarrolló la catástrofe los testigos han podido ver un objeto misterioso planeando encima del 4to reactor de la central nuclear. Cientos de personas han visto este objeto que estacionó un cierto tiempo en aquella área.
Por Mikail Varitsky: “Junto con otras personas de mi equipo hemos ido en la noche al lugar de la explosión. Hemos visto un globo de fuego con un diámetro de 6-8 metros que se movía lentamente por el cielo. Cuando llegó a aproximadamente a 300 metros de aquel 4to reactor, 2 rayos de luz púrpura se han orientado hacia este. Todo duró aproximadamente 3 minutos. Después las luces, que salían de este objeto, se han apagado y este voló en la dirección Noroeste”.  Después, el nivel del reactor bajó a ¼,  acción que probablemente ha hecho que se evite la explosión nuclear. Después de estos eventos, en varios momentos fueron observados que también pudieron ser fotografiados. Los testimonios que venían de parte de la gente cuya credibilidad no puede ser puesta en duda, vienen a confirmar el interés orientado por las civilizaciones extraterrestres a los fenómenos que tuvieron lugar en Chernóbil.

Hoy en día existe la certidumbre de una intervención extraterrestre que fue realizada para atenuar en gran parte la naturaleza de la catástrofe.
Así como hemos dicho anteriormente, por ahora no existe ninguna explicación creíble, que la ciencia contemporánea pueda ofrecer, para entender como fue posible la eyección de una tapa de 2000 toneladas sin el deterioro de las paredes del reactor. Podría tratarse de una fuerza antigravitacional desconocida a los seres de ciencia. Esta fuerza misteriosa se ha manifestado en el ensamble espacio-tiempo en la cercanía de las explosiones, influenciando el escurrimiento del tiempo local - hecho que podría explicar la manera diferente en la cual fue percibido el tiempo dentro y fuera de la central. Se ha registrado una diferencia temporal de aproximadamente 27 segundos. Además, la desaparición del 90% del combustible y el descubrimiento de las 10 toneladas de aluminio inofensivo no pueden ser atribuidos a un evento banal. También en este caso las tentativas de la ciencia de explicar los fenómenos no son muy convincentes. Pero está claro que allá se ha producido una transmutación controlada que ha bloqueado cualquier posibilidad de explosión nuclear. Además los testimonios con respecto a los rayos de luz púrpura orientados desde un OVNI hacia el reactor 4, son asociados con fotografías que confirman este aspecto sin equivocación. A lo largo del tiempo varios miembros de la armada norteamericana, que se ocupaban con los cohetes balísticos nucleares, han declarado que varias ojivas nucleares fueron neutralizadas por los ovnis. Podría ser posible que en ciertos casos las cargas de Uranio han sido trasmutadas y en su lugar se habrá encontrado solamente residuos de aluminio, pero las fuerzas de Estados Unidos, como también las rusas, francesas e israelitas, no han hecho nunca declaraciones publicas en relación con este tema.

Las intensas actividades ovnis encima de la central de Fukushima
La explosión de la central de Fukushima es, sin duda, el más grande accidente nuclear de todo el planeta, contaminando teóricamente todo Japón y poniendo en peligro la vida de todo el hemisferio nórdico. Se estimó que la nocividad de esta catástrofe nuclear es de 30 veces más grande que la de Chernóbil. Nunca una cantidad tan grande de combustible nuclear (de Uranio, Potasio, MOX) se encontró fuera del control al aire libre.
Hemos hablado anteriormente sobre el fenómeno de transmutación que tuvo lugar en el interior del reactor de Chernóbil. Sabemos que la transmutación del Uranio en Aluminio es posible, pero ¿sabremos nosotros provocar este fenómeno? Dudamos de este hecho, en caso contrario los sistemas de seguridad basados en este tipo de trasmutación, dotarían todas las centrales nucleares terrestres. Sin tener una explicación científica viable y en la base  de las fotografías y filmaciones de la intervención de los ovnis en Chernóbil, la idea  que este fenómeno inédito de transmutación está en estrecha conexión con la intervención extraterrestre es digna de ser tomada en consideración. Como consecuencia de esta intervención la polución que se generó como consecuencia del accidente nuclear de Chernóbil, fue 10 veces más reducida. De esta manera nos podemos hacer una idea de la amplitud de las destrucciones que hubieran podido tomar lugar si no se hubiera producido la transmutación del combustible nuclear.
Conociendo estos aspectos y teniendo en cuenta las toneladas de combustible nuclear que se encontraban en juego en Japón, el accidente de Fukushima, tendría que haber sido 300 veces mas grave que el de Chernóbil. Pero no fue así.
En el numero 53 de la revista Sortir du Nucleaire que milita por la renunciación a las tecnológicas nucleares y de la adaptación de una nueva política energética, se menciona que en Fukushima se emitió 10 veces menos  Cesio 137 que en Chernóbil y 100 veces menos Estroncio 90. La emisión de Yodo 131 en Fukushima fue también inferior a la de Chernóbil. Tomado en consideración las masas de combustible, la cantidad de reactores afectados y las piletas de Uranio en Fukushima, estas cifras son inexplicables. Es absurdo poner en discusión la probabilidad de la revista antinuclear que provee estas cifras. Y entonces ¿cual es la explicación? Ni las disposiciones inadecuadas dadas por la compañía eléctrica local (TEPCO) y ni las medidas tomadas por el gobierno japonés hubieran tenido semejante impacto. Se trata de algo totalmente diferente. No estamos tan lejos de la realidad si afirmaríamos que el 99% de los efectos nocivos de Fukushima fueron y continúan siendo parados. Además, la actividad de los ovnis encima de Fukushima es extraordinariamente intensa. Todo esto converge hacia la conclusión que estos fenómenos no pasan al azar, sino que son la muestra de una intervención masiva sobre la zona siniestra.
La agencia Reuters, propiedad de la familia Rotschild, afirmó en 6 de abril 2012, que el núcleo del reactor 4 hubiera entrado en fusión y que hubiera traspasado el zócalo del reactor. Es lo que se llama el síndrome chino. Esta es la consecuencia más grave de la fusión de un reactor nuclear en lo cual los elementos implicados de un reactor traspasan las barreras que lo rodean y se escurren en la tierra. Pero teniendo en cuenta el nivel de contaminación registrado la información trasmitida por Reuters, aunque parece lógica y coherente, ¡no puede ser verdadera! En realidad ella esconde los fenómenos que escapan a los sórdidos  mundiales “iluminados”.  No podemos no observar una vez más que las agencias de prensa de este tipo tienen el rol de asustar la población y de mantenerla en ignorancia, porque quien logra inspirar temor, controla la gente.
En realidad no se trata de un escenario completamente diferente. Un aumento brusco de la temperatura del núcleo puede ser debido a un fenómeno de transmutación similar al de Chernóbil. Esto no indica un escurrimiento en la tierra que se escapó del control del combustible que se encuentra en fusión, sino un fenómeno controlado de transmutación. Para parar la fusión nuclear es muy probable encontrar en el reactor cierta cantidad de aluminio, fruto de una trasmutación con rol protector. Otra  posibilidad será realizar una fusión controlada asistida por medio de tecnologías extraterrestres. En este caso, sea que el reactor se hubiera perforado o no, no se registran efectos negativos. Lo que se escurriría en la tierra se volvería inerte, vitrificado. Todas estas implican poseer el control sobre la transmutación del MOX (fluido nuclear), del Uranio y del Plutonio, lo que supera las posibilidades tecnológicas actuales de la humanidad. Está claro porque TEPCO, los poquitos miembros del gobierno japonés y el clan Rotschild no van a divulgar una semejante información aun si están muy bien informados sobre lo que pasó. Esto podría implicar el reconocimiento de la existencia de una civilización extraterrestre que ha intervenido para reparar las destrucciones provocadas por la locura del consorcio trasnacional.
Sin embargo, el análisis de los incidentes de Fukushima no puede parar acá, todo esto no puede explicar el porqué del hecho de que 99% de los efectos negativos de la explosión fueron aniquilados y se limitaron solamente a la zona de colocación de la central, la atmosfera y el Océano Pacifico. Tomado en cuenta las consecuencias nefastas reducidas como amplitud podemos también pensar que tuvo lugar una limpieza del Océano y de la atmosfera a través de la transmutación de los radionúclidos. Pero ¿como se produjo esto? El misterio continuará existiendo tanto tiempo en cuanto las informaciones y las explicaciones que nos son ofrecidas llevan la censura de la siniestra elite planetaria de los iluminatis. De esta manera, aun si 1/3 de su superficie fue fuertemente afectado de la radioactividad, Japón, está a salvo. A continuación la fuerza colectiva, la disciplina y el espíritu cívico del pueblo japonés van a hacer lo que es necesario para enderezar un país que parecía condenado por mucho tiempo de ahora en adelante.
En Fukushima fue observado un doble fenómeno ovniólogo: fue señalada una presencia de aparatos ASTRA TR-3B y de otros sistemas antigravitacionales, producidos por las fuerzas del nuevo Orden Mundial. Estos fueron utilizados para intentar a aniquilar la intervención de las civilizaciones extraterrestres de parar los daños producidos. Sin embargo a pesar de las investigaciones que tuvieron lugar en los últimos 70 años, la tecnología del consorcio transnacional que hemos mencionado  se quedó mucho atrás.
En corto, estos no tienen elección que solamente asistir incapaces a lo que se produce, no disponiendo de lo necesario para bloquear de esta manera las intervenciones que vienen desde el cosmos.
Por supuesto que podríamos afirmar que se trata de una mescla en nuestra evolución.  Pero este tiene lugar solamente en caso de riesgos mayores. Las estrategias y las tecnologías usadas de estos bienhechores desconocidos superan desde lejos todo lo que el Nuevo Orden Mundial logró poner en aplicación con la ayuda de sus “exo-brutos”.
Según todas las apariencias, una inteligencia desconocida y una sabiduría cósmica ancestral parece que supervigila y controlar nuestro sistema solar. ¿No deberíamos nosotros llamar Providencia esta buena voluntad venida desde los cielos?
En conclusión, todas estas informaciones fortalecen la hipostasis que las fuerzas dotadas con sabiduría y tecnologías extremadamente de avanzadas vigilan sobre nosotros, interviniendo cuando existen riesgos mayores para la humanidad y para el planeta Tierra. Nos podemos preguntar si esta buena voluntad venida desde el cosmos no es mismo la mano de la Providencia que conduce con sabiduría todo el universo e implícitamente nuestro sistema solar.

 

Academia Espiritual de Yoga ANANDA