El desayuno Kollath

El doctor en medicina Kollath, descubrió un método inédito para hacer digestible el trigo, sin ningún cocimiento. Por medio de esta fórmula, la harina integral de trigo se vuelve asimilable sin cocimiento y al mezclarla con frutas, este desayuno se vuelve agradable (como sabor), al mismo tiempo aumentando su valor nutricional.

En la receta de base, las cantidades de ingredientes para cada persona que quiere consumir una porción común son: 30 – 40 gramos (1 – 2 onzas o 2 - 3 cucharadas) de harina fresca e integral de trigo; 3 – 5 cucharadas de agua; 1 – 2 cucharadas de jugo de limón (fresco y natural); 15 – 20 gramos (½ - 1 onza) frutas secas bien picadas;

100 gramos (4 onzas) frutas bien maduras según la estación y nuestras preferencias (el mejor efecto se obtiene con manzanas o piñas); 1 cucharada de nueces, almendras, macadamias, semillas de marañón, habas molidas o quebradas.

 

Se mete la harina en un recipiente y se mezcla con agua (nunca con leche). Se mezcla bien y se deja aproximadamente 8 horas en la temperatura del medio ambiente (no menos de 20 grados centígrados). Durante este tiempo los cereales se inflan volviéndose una pasta media dura, mientras pasan muchas transformaciones químicas de tipo fermentación, por medio de las cuales aumenta el valor dietético del desayuno Kollath y la digestibilidad de esto.
Al mismo tiempo, en otro recipiente se mojan en poco agua 15 - 25 gramos (1 onza) de frutas secas (pasas, ciruelas, higos, dátiles, etc.), bien picadas. Al final de las 8 horas se mezcla el contenido de los 2 recipientes. Se mezcla también el agua usada para mojar las frutas y 2 cucharadas de jugo fresco de limón. Luego mezclamos con las frutas frescas de estación bien picadas o ralladas, según el caso y con las nueces molidas. Según las costumbres alimenticias se pueden mezclar con crema fresca o miel. Ahora tenemos una porción completa y el desayuno tendrá una consistencia almibarada pero no líquida. Sí raspamos las frutas necesitamos usar un rallador inoxidable.

EFECTOS:

•    Una sensación de hartura como mínimo 4 horas. Ya no vamos a tener toda la mañana ningún estado de falsa hambre. Ausentará el sentimiento de sobrecarga a nivel del estómago.
•    El peso se arreglará de una manera armoniosa. Las personas que quieren bajar de peso no van a experimentar alguna sensación de hambre antes del almuerzo y aún en el almuerzo van a necesitar menos comida. En el mismo tiempo las personas que quieren aumentar de peso, constatarán que sus funciones digestivas mejorarán de una manera importante y por consiguiente el peso aumentará también. Aún parece paradójico, lo que pasa es perfectamente lógico.
•    El estreñimiento, uno de los factores principales de la auto intoxicación, será eliminada.
•    Por medio del carácter fuertemente desintoxicante de este desayuno, los signos de cansancio y de agotamiento, que son los mas simples signos o indicios de la acumulación de toxinas (este caso es mucho más común que la aparición de un verdadero estado de cansancio), desaparecen.
•    La eficiencia física e intelectual aumenta de una manera importante.
•    Aparece una sensación clara de bienestar generalizado, que resulta desde un equilibrio biológico mucho mejor.
•    Aparece una sensación de alegría interior y una satisfacción natural que aleja cualquier deseo de consumir excitantes psico-dinamizantes (café, tabaco, alcohol, drogas).
•    La capacidad de concentración aumenta, porque el aparato digestivo ya no está entorpecido y discapacitado por un desayuno pesado. Sabemos que la digestión acapara generalmente más del 70% de la energía nerviosa disponible.
•    Resulta una mejor resistencia al estrés o a los estados de tensión nerviosa.
•    La composición sanguínea mejora. Por medio de la multiplicación de las células de la dermis, por medio de una mejor irrigación de los tejidos subcutáneos, la tez se vuelve rosada, sin erupciones. Los eczemas y los forúnculos desaparecen.
•    El cabello se vuelve de nuevo elástico y lleno de vitalidad. Hay muchos casos en los cuales el uso regular de este tipo de desayuno determinó la eliminación de las canas, el color vuelve a su normalidad y también evita la caída anormal del cabello.
•    Las uñas se vuelven brillantes y ya no se quebrarán.
•    El estado de salud de la dentadura mejora. Fueron señalados casos en los cuales la evolución de la paradontosis (enfermedad grave de los dientes, con desperdicia del tejido óseo), fue parada y aún retrocedió. Los dientes que menos y menos estaban cubiertos por las encías se volvieron firmes en sus alvéolos.
•    El esqueleto es fortalecido, disminuyendo el riesgo de fracturas y ofreciendo una capacidad más grande de recuperarse rápidamente después de un accidente.

Los cereales y las frutas se armonizan bien en esta fórmula dietética. Si se prepara con atención, este desayuno puede ser considerado como un sui generis pastel, en el cual se puede variar al infinito la composición según la inspiración de cada uno y la riqueza de frutas que podemos encontrar en cada estación.

Las frutas mezcladas en la harina fermentada, por medio de su frescura jugosa excitan las glándulas salivales, permitiendo así una mejor preparación del bolo alimenticio en la boca y por consiguiente una mejor asimilación y un mínimo gasto de energía. Las vitaminas del complejo B que se encuentra en la harina fresca aumentan y mejoran la composición vitamínica que ofrecen las frutas. Los ácidos orgánicos que se encuentran en las frutas frescas son neutralizados por los hidratos de carbono del trigo.

La preparación es simple y fácil sin complicaciones y sin necesitar algún cocimiento. Es especialmente provechoso en la mañana, cuando generalmente tenemos muy poco tiempo disponible.

Academia Espiritual de Yoga ANANDA