La pareja continente sexual a través del amor transfigurador

La pareja continente sexual, escuela de la vida cumplida, a través del amor transfigurador (II)


por profesor de Yoga,
Gregorian Bivolaru

Lean aqui la primera parte del articulo

Un ejercicio YOGA que nos asegura el desapego de los eventos cotidianos negativos

Para volvernos cada vez más conscientes y objetivos en lo que concierne a nuestros esquemas comportamentales, recomendamos un ejercicio Yoga simple que puede ser practicado en la noche, justo antes de dormir:
1.)    Primeramente, con los ojos cerrados, en un estado de semi sueño, dejamos pasar en la pantalla de la mente la película de todos los eventos del día que recién se terminó. En esta ocasión recordaremos lo más claro posible todos los momentos importantes y, junto a estos, las dificultades o los problemas de nuestra relación, que hemos tenido con el ser amado.
2.)    Nos imaginamos después, lo más claro posible, como si estuviéramos proyectado(a) sobre la pareja y la contemplamos con lucidez y lo más desapegados, desde un lugar de arriba.

* Conscientizamos así que nos desapegamos completamente de la escena respectiva.* Tratamos, a través de la evocación y del recuerdo, sentir EMPÁTICAMENTE y entender lo mejor posible todo lo que sintió el otro durante del conflicto; tratamos al mismo tiempo de observar si el (o ella) no reaccionó emocionalmente a una cierta situación que le despertó un estado traumatizante o doloroso de su pasado o presente.* Nos preguntaremos entonces con todo desapego y objetividad si el (ella) tuvo de verdad un motivo real para reaccionar de esta manera y, si a través de todo lo que sabemos nosotros OBJETIVAMENTE sobre el (ella), sobre su carácter, su sensibilidad y su visión especifica sobre la realidad y el mundo (visión diferente de lo nuestro) el (ella) reaccionó de verdad así como hubiéramos esperado.3.) A continuación, inmediatamente después, miraremos lucidamente y desapegados a nosotros mismos y analizaremos con objetividad en que contexto apareció aquel evento. Al final de este análisis sacaremos conclusiones. Como nos sentimos ahora al final: débiles, agredidos, indiferentes, en un estado de inferioridad o de superioridad. Qué tipo de emociones hemos dejado entrar entonces? Fueron las emociones negativas las que nos dominaron y maniobraron entonces o, al contrario, nosotros fuimos los que hemos logrado dominar y canalizar (sublimar) las emociones, en aquella situación evocada?

Este ejercicio simple nos permite volvernos gradualmente conscientes de nuestras propias debilidades o defectos y nos ayuda al mismo tiempo controlarnos y volvernos más y más lucidos, cada vez cuando las emociones malas van a tener la tendencia de dominarnos. A través del ensayo consecuente de este ejercicio vamos a constatar que entonces cuando aparecen situaciones similares vamos a poder superarlas, controlándonos con lucidez y sabiduría, sin ser para nada afectados.

Este análisis eficiente es bueno de ser hecho por LOS DOS cada vez cuando aparece un problema grave en la pareja. Este procedimiento realizado correctamente nos va a permitir la superación rápida y completa de la tensión respectiva y al mismo tiempo va abrir hacia el ser amado el puente de la comunicación amorosa verdadera.

Conflictos que pasaron en nuestras existencias anteriores

Algunas parejas se constituyen de nuevo en esta vida (esta reencarnación) para compensar de una cierta manera un cierto KARMA común acumulado también juntos en las vidas anteriores. Justo por esto, las parejas no logran para nada separarse (TANTO TIEMPO CUANTO NO PUEDAN USAR FIRMEMENTE EL LIBRE ARBEDRIO) y en semejantes situaciones casi siempre uno de los dos va hacer sufrir al otro, este aceptando y complaciendo en esta situación sin sublevarse. Es muy importante en semejantes situaciones que los problemas graves de pareja sean completamente resueltos en esta vida, porque si no, exactamente el mismo problema puede aparecer de nuevo en una reencarnación futura.

En el caso de las parejas de yoguis perfectamente continentes que subliman de una manera armoniosa la energía resultante, quemar este tipo de KARMA a través del amor transfigurados es extraordinariamente rápido. Justo por esto es necesario aplicar los preceptos de esta extraordinaria escuela de la vida que es la pareja armoniosa. Yendo, con ilimitado amor, al encuentro con el otro, aceptándolo y transfigurándolo intensa y constantemente exactamente así como el es (¡Y NO FANTASMAGORICAMENTE!), ayudándolo, plenos de abnegación, focalizarse hacia el SI DIVINO (ATMAN) de dentro suyo, liberarse de sus prisiones interiores, liberarnos simultáneamente a nosotros mismos de las propias acumulaciones KARMICAS negativas. Si en algunas situaciones en la pareja, uno de los dos amados no sigue el mismo camino espiritual por algunas tendencias demoníacas o satánicas inconscientes e impide totalmente al amado (amada) seguir adelante en su evolución espiritual acelerada, ésta se ve obstruida y por lo tanto deberá afrontar el siguiente dilema: tener que abandonar su pareja, que ni siquiera acepta realizar gradualmente la continencia sexual, para formar otra pareja infinitamente más armoniosa, generadora de felicidad y más dinámica; o tener que conformarse solo con realizar de vez en cuando esta extática comunión espiritual con personas exteriores, manteniendo al mismo tiempo la pareja, a pesar de los sacrificios que debe hacer?

Muchas veces una pareja armoniosa se forma a una edad muy joven y uno de los dos es hostil o  no quiere para nada realizar la misma evolución espiritual acelerada junto con el otro. En semejantes situaciones uno de los dos amados no se pone semejantes preguntas fundamentales sobre la vida, Dios, su sentido en este Tierra, sobre el amor, la liberación espiritual, como el otro. En este caso el ser en cuestión tiene que analizar lucida y profundamente esta situación y tiene que URGENTEMENTE optar firmemente para evitar su completo estancamiento espiritual, siguiendo adelante su camino espiritual elegido, aún con el precio de una separación dolorosa, pero rica en enseñanzas – si está realizada con sentido de respeto de si mismo y del amor frente a Dios. Si nos sentimos suficientemente fuertes interiormente y SOMOS PLENAMENTE CONSCIENTES QUE LO QUE NO NOS DESTRUYE NOS HACE MÁS FUERTES, podemos optar para quedarnos, a pesar de las dificultades, al lado del ser amado, tratando constantemente abrirle nuevos y nuevos horizontes espirituales y perspectivas sublimes gracias a nuestra fuerza espiritual colosal, tratando de acelerar indirectamente la evolución espiritual a través de nuestra simple presencia grandiosa y benéficamente colmada. El precio pagado por esto puede parecer pesado, pero especialmente en la situación en la cual somos extraordinariamente fuertes mental y espiritualmente, siendo dotados con una lucidez y un discernimiento excepcional, SOLO ENTONCES (sino no tenemos chances de logro) esta elección puede volverse UNA PRUEBA PASADA CON EXITO que va ser profundamente enriquecedora en experiencias interiores.

Especialmente para los que creen apáticamente en forma fatalista, tonta, que esto es un KARMA de sufrimiento y de misericordia que tienen que suportar, la decisión firme de una ruptura le es mucho más difícil y les trae falsos o serios problemas de consciencia. Cada uno debe, justamente entonces, seguir “la voz de su corazón” que, en la forma de una intuición propia o, en otras palabras la voz interior, lo va guiar. El KARMA mismo puede a veces significar tomar una decisión de parar una relación amorosa que retiene o impide al ser humano del avance rápido en el camino espiritual elegido. También el KARMA propio puede significar otras veces justo ayudar al otro, con una sinceridad plena, para volverse rápidamente más consciente que el amor transfigurador y la continencia sexual es determinante en el descubrimiento gradual, en la pareja, de la existencia de una vida espiritual. En una semejante situación nosotros podemos ser para el otro el apoyo seguro en esta dirección. La única persona que puede descifrar este enigma es aquella que, siendo lo suficientemente poderosa y sabia, se confronta con el problema y lo supera con mucha facilidad.

Si esta persona sigue la voz de su intuición y elije, siendo plena de entrega hacia Dios y sincera con ella misma, entonces va encontrar bastante rápido (GRACIAS A SU MENTALIZACION CREADORA) otra persona con la cual va poder formar una pareja complementaria mucho más armoniosa y más feliz, si los dos realizan la continencia sexual, o, por la continencia sexual perfectamente realizada en la pareja, el amado (amada) se armonizará gradualmente y integrará como una parte POLAR NECESARIA (en la pareja), para poder recibir desde el ser amado el más hermoso y más valioso regalo del mundo: la orientación espiritual a través del amor con transfiguración y continencia sexual. Este maravilloso regalo le revelará los misterios del amor infinito a través de los cual el imposible se vuelve con facilidad posible.

La pareja de los yoguis perfectamente continentes es un microcosmos en miniatura fusionado y armoniosamente polarizado, que representa en pequeño el TODO o el MACROCOSMO. Nuestra relación profundamente feliz y armoniosa, en una pareja amorosa perfectamente continente se vuelve el reflejo y el modelo de las relaciones amorosas que establecen entre ellos los seres humanos que constituyen LA HUMANIDAD. Cristalizando y modelando nuestra propia pareja continente, abierta, armoniosa y feliz, participamos plenamente y eficientemente a la estructuración de un nuevo mundo, cuyos valores son el amor, la transfiguración, la felicidad, la divinización, la alegría, la paz y el respecto del otro. Nosotros contribuimos así activamente en pareja a la rápida entrada de toda la humanidad en la “mil de años de paz” sobre la cual se habla en la Apocalipsis o, en otras palabras, impulsionamos fuertemente el paso en una nueva época elevada y profundamente espiritual, en la cual los hombres VAN A AMAR DE VERDAD A SUS CERCANOS ASI COMO A ELLOS MISMOS (la nueva SATYA YUGA sobre la cual se habla muchas veces en la tradición oriental).

El ser humano masculino (+) y femenino (-), la energía sutil solar (+) y la energía lunar (-), el YANG (+) y el YIN (-)

Si el niño y más tarde el adulto se agarra excesivamente a su identidad femenina o masculina, se arriesga al mismo tiempo separarse, con todas las consecuencias que esto implica, de una importante parte POLAR OPUESTA, COMPLEMENTARIA DE SU SER. Por el miedo de ser diferente, por el miedo de no poder pertenecer a un cierto grupo, presuponiendo que va perder la identidad y después va ser rechazado por las personas del mismo sexo, corre el riesgo de rechazar permanentemente una grande parte de si mismo. Se sabe hoy en día, tanto por los yoguis como también por la gran mayoría de los hombres de ciencia, que nuestro ser psíquico es bisexual. Conforme con la tradición secreta de la sabiduría oriental, cada persona es simultáneamente en ella misma (en su universo interior o en su MICROCOSMOS) tanto energía lunar (THA (-)) como energía solar (HA (+)); tanto YIN (-) como YANG (+); tanto una parte femenina como una parte masculina. Si una de estas dos partes de un entero se vuelve más poderosa en comparación con la otra, resulta un desequilibrio energético que, entre otras, engendrará varias anomalías psicosomáticas y un estado general malo. La medicina y la psicología occidental han descuidado mucho tiempo la idea que el ser humano es en realidad bisexual. La medicina sólo toma en consideración el cuerpo físico (que es solamente materia y representa un medio de reproducción del ser físico) y se olvida de su aspecto vital, energético y mental que es impalpable (intocable), inmaterial y especialmente el ESPRITU, que no tiene sexo y que es mismo la esencia ultima de nuestro ser. No es menos verdadero el hecho que nuestra sociedad predominantemente materialista vuelve gradualmente a los conocimientos tradicionales perdidos u olvidados durante del siglo XIX.

Hoy en día se redescubrió y se confirmó con la ayuda de la ciencia moderna la teoría de la bisexualidad primordial.
Aparecieron varios obras que tratan los problemas de la integridad preponderante de la feminidad o de la masculinidad, existen también obras sobre la noción de la maternidad etc. El siglo XX descubrió con asombro la paternidad, la delicadeza y la afectividad masculina, la androginalidad, el casamiento por el amor, la convivencia amorosa en una relación de pareja “no oficializada” y la libertad sexual.

El hombre descubrió su propio YIN (-) y, junto con esto, la delicadeza, la necesidad de amor (menos sexo si no hay continencia perfecta) y, más, la ternura – la aspiración de ser de nuevo como un niño inocente.

La mujer descubre a su turno que, con la energía o el aspecto YANG (+), sus tendencias hacia acción, creatividad, expresión, expansión, iniciativa, sed de aprendizaje y conocimiento, deseo de aventura, inclinación de vivir plena y libremente también fuera de la casa, como también su necesidad de poder y la violencia otras veces negada, junto con independencia.

Algunas mujeres llegaron a despertar y desarrollar un YANG (+) excesivamente fuerte, al mismo tiempo rechazando y reprimido el YIN (-) y la feminidad. Otras llegaron a confundir la virilidad con la libertad. Si sos mujer, es muy importante despertar y liberar de una manera armoniosa el aspecto YANG (+). Esta energía activa y complementaria en nuestro ser permite la toma de algunas decisiones firmes, el acceso a un logro social, pero no debes para esto (como mujer) enfrenar o reprimir la energía complementaria femenina. El aspecto YIN (-) corresponde a la intuición, pero también a la creatividad, corresponde a cualquier aspecto, estado o fenómeno que emerge desde las profundidades de nuestra psíquis, desde la gestación de nuestro subconsciente, desde nuestras meditaciones y ensueños que los estamos realizando. La mujer ignorante que niega  casi totalmente su aspecto YIN (-), logra un desequilibrio tal, igualmente que cuando un hombre lo hace casi totalmente con su aspecto YANG (+), que se encierra tontamente en una pasividad y un estado de indecisión y oscilación casi patológico.

Los hombres que quieren asumir plena y armoniosamente su personalidad complementaria YIN (-) y las mujeres que desean vivir profundamente su aspecto complementario YANG (+), deben seguir lucido y atentamente el equilibrio y la polaridad de estos dos energías fundamentales, complementarias de su ser y cada uno de los dos va encontrar así un ser humano adecuado y de sexo opuesto con lo cual va poder crear una vida de pareja creadora, armoniosa, llena de amor y infinitamente más feliz, si van a transmutar integralmente el potencial sexual en energía, a través de la continencia amorosa.

Para esto, entre otras, debemos solo liberarnos completamente de temores, para no generar en el otro reacciones sospechosas o de contracción (encerramiento - INCHISTARE). Para esto es suficiente tener una confianza plena en nosotros mismos, amar muchísimo y tener también confianza en el otro, por el cual sentimos amor.

Cuando encontramos un cierto ser humano maravilloso de lo cual nos enamoramos y con lo cual aspiramos ser felices, es mucho más importante buscar comunicarnos con él, psíquicamente y mentalmente, dirigirnos empáticamente más hacia su yo divino profundo (ATMAN) que solo a su personalidad sexuada. Procediendo de esta manera no vamos más “arreglar cuentas” con nuestro padre y con todos los hombres que nos abandonaron, decepcionaron, violaron, engañaron, o con nuestra madre y no vamos alimentar más, inconcientemente, la idea de vengarnos de todas las mujeres que nos olvidaron, sufocaron, engañaron y decepcionaron. Al contrario, cuando amamos intensamente tenemos que pensar cuanto más de la siguiente forma: “Te amo, te transfiguro, te respecto y, debido a tus cualidades, te acepto así como sos, por supuesto si encajamos uno con el otro, teniendo afinidades reales, para un camino espiritual común y una meta similar en la vida. Te escucho con amor y soy muy feliz porque tú también me escuchas cuando te hablo sobre mí, sobre mi ser verdadero que busco siempre conocer cada vez mejor. Así, felices, aprendemos juntos amarnos cada vez más profundo, empático y aspiramos ser cada uno un TODO ANDROGINAL en la vida diaria, nutriendo uno por el otro respecto reciproco.”

“Reuniendo cuanto más armonioso en mi mismo el Sol y la Luna, el YANG (+) y el YIN (-), HA (+) y THA (-), soy preparado(a) a encontrar aquí y ahora mi mitad, junto con la cual voy a realizar EL ADROGINO DIVINO”.

Ejercicio que permite la integración armoniosa del aspecto YIN (-) para el hombre y el aspecto YANG (+) en el caso de la mujer: La liberación del aspecto YIN (-) respectivamente YANG (+), seguida por la amplificación y la integración en el ser del aspecto polar opuesto, complementario que nos falta

Nos sentamos cuanto más confortable en una silla y, después que nos relajamos profundamente, empezaremos pensar atenta e intensamente en nuestras cualidades que consideramos “femeninas”, si somos HOMBRE y, si somos MUJER, nos enfocaremos intensamente sobre las cualidades que las consideramos “masculinas”.

Si somos hombre reflectaremos cuanto más e intensamente, PERO DE A UNA, sobre las cualidades femeninas que todavía no hemos desarrollado, como serían: la intuición, la feminidad, la expresión de la ternura, la creatividad, la mansedumbre (suavidad), el tacto, la sensibilidad, la receptividad etc.

En el caso de una mujer, pensaremos cuanto más profundo, PERO DE A UNA, en las cualidades como serían: la acción, la iniciativa, el intelecto, la virilidad, el análisis, el ser racional, el coraje, la fuerza, la emisividad etc.

En el caso en el cual somos hombres pensaremos intensamente:
- acepto totalmente el despertar, la integración y la amplificación en mi consciencia de las energías femeninas para volverme un ANDROGINO PERFECTO;
- acepto totalmente la expresión armoniosa de la creatividad, de la mansedumbre, de la sensibilidad, de la ternura, acepto total la voz de la intuición;
- acepto completamente, estoy abierto a todas estas y la siendo parte integrante de mi, como representando mi aspecto YIN (-), sin lo cual estoy carente de una parte complementaria, POLAR OPUESTA, de mi ser y de mi consciencia; puedo ahora expresar plenamente libre y divino mi feminidad;
- sin embargo estoy plenamente consciente que, en la misma medida, me mantengo poderosa y no alterada la energía YANG (+), el Sol interior, para equilibrar perfectamente en mi los dos aspectos complementarios que constituyen mi ser verdadero, ni masculino, ni femenino, sino un ser puro, trascendente, que reúne completa y armoniosamente las cualidades esenciales de estas dos fuerzas, para hacer aparecer el ANDROGINO DIVINO.

En el caso en el cual somos mujer, pensaremos intensamente:
- acepto totalmente la integración en la consciencia de mis cualidades masculinas;
- acepto totalmente el despertar, la integración y la amplificación en mi consciencia de mis cualidades masculinas, me expreso libre y armoniosamente la fuerza y la capacidad de acción, el intelecto, el pensamiento superior, el coraje, la tenacidad;
- acepto completamente, estoy abierta a todas estas y la siendo parte integrante de mi, como representando mi aspecto YANG (+), mi energía masculina, sin lo cual estoy carente de una parte complementaria, POLAR OPUESTA de mi ser y de mi consciencia. Puedo expresar ahora plenamente, libre y divino mi masculinidad;
- sin embargo estoy plenamente consciente que, en la misma medida, me mantengo poderosa y no alterada la energía YIN (-), la Luna interior, así equilibrar perfectamente en mi los dos aspectos complementarios que constituyen mi ser verdadero, ni femenino, ni masculino, sino un ser puro, trascendente, que reúne completamente y armoniosamente en si mismo las cualidades fundamentales de estas dos fuerzas, para hacer aparecer el ANDRGOGINO DIVINO.

La pareja perfectamente continente sexual, en armonía plena


Colmando el ser de sexo opuesto que amamos con la energia opuesta y complementaria, que emana de nuestro ser, el otro, en su turno, en la misma medida, puede colmarnos con la energia que nos falta. En el caso de una pareja perfectamente continente, que sublima sus energias resultantes, en la cual predomina la armonía plena, cada uno de los dos amados despierta en el otro, en una manera sublime, las potencialidades latentes complementarias, haciendo que, en su caso, la felicidad sea gigantesca. La mujer enamorada ofrece entonces al hombre su energia YIN en exceso, ella lo inicia de esta manera gradualemente en escuchar la intuicion, en el desarollo de sus cualidades afectivas, de la creatividad, de la receptividad selectiva frente de todo lo que es puro y maravilloso en la naturaleza. A su turno, el hombre enamorado va ofrecer a su amada su energia YANG en exceso; gradualmente ella va sentir entonces como se despiertan, junto con él, sus cualidades YANG que florecen en plena armonia; ella va volverse gradualmente más dinámica, va adquirir gradualmente un poder más y más grande de acción y de realización de todas sus maravillosas aspiraciones y sueños. El hombre y la mujer que son continentes sexuales, son infinitamente más felices cuando fusionan amorosamente y, alcanzando la suprema armonía en pareja, reproducen cada uno en si mismo el ANGROGINO PRIMORDIAL, la Polaridad Complementaria, la Unión de los dos aspectos polares fundamentes, generadora de poder y armonía, que manifiesta todo en el Universo.

Conclusión

Superando para siempre nuestras programaciones malas o perversas que nos encarcelan y nuestros condicionamientos elaborados durante la niñez, rechazando firmemente adherir a cualquier idea aberrante, preconcebida que ENTONCES, HACE MUCHO, el niño en nuestro interior no tuvo el poder de rechazar o de combatir, nos transformará radicalmente la manera de ser, de amar, de hacer el amor y de vivir. Esta vida paradisíaca, sublime, que muchas veces la hemos soñado, que tantas veces la hemos idealizado de todo género hasta ahora, puede volverse, para cada uno de nosotros, una maravillosa realidad! Para esto es suficiente dominar perfectamente la continencia sexual en pareja y desarrollar la paciencia y la voluntad, la confianza no limitada en nuestras posibilidades. Optando para una manera transfigurada, divina y cósmica de vivir el amor sinfín, gracias a la continencia sexual perfecta, y convencernos a través de la experiencia directa que esta corresponde a nuestras aspiraciones más profundas, nos vamos a integrar infinitamente más armonioso en nuestro cuerpo físico y vamos a fusionar entonces en todos los planos con nuestro amado (amada) ideal.

Aceptando interiormente la sublimación, la transformación y el control de nuestras emociones y vivencias, aceptando hacer libremente todo lo que no ofende la armonía de las leyes divinas, para volvernos más amorosos, más tolerantes y más pacientes, contribuimos inmensamente, aún si no nos damos cuenta, a la elaboración de un nuevo mundo divino.

 

Academia Espiritual de Yoga ANANDA