Los resonadores

En la luz de su experiencia milenaria, los practicantes yoga avanzados, han identificado en el Microcosmos del ser humano, 7 focos fundamentales complejos de recepción y emisión de los 7 gamas fundamentales de energías sutiles benéficas que existen en el Macrocosmos.

Conocidos bajo el nombre de CHAKRAS o focos misteriosos de poder en algunos tratados secretos yóguicos, estos sistemas, 7 al numero, pueden ser asimilados con 7 resonadores distintos y tienen el papel de poner al ser humano en resonancia, en el momento en que están suficientemente despiertos y concientemente controlados, con una multitud de energías sutiles que existen en el Macrocosmos.
El despertar y la dinamización adecuada de estos centros sutiles de fuerza, CHAKRAS, o resonadores, hace posible que las personas que llegan a energizarlos, poniéndose al unísono con los focos correspondientes de poder infinito del Macrocosmos, toquen unas capacidades paranormales, SIDHIS, que son verificables, a través de los efectos que aparecen tanto en su universo interior, como también fuera de ellos, en el ámbito cercano o lejano.
Los resonadores
En una tentativa sucinta de definir, podemos decir que estos 7 CHAKRAS, o resonadores, son unos sistemas vibratorios de recepción y también de emisión distinta, que pueden entrar en vibración con las diferentes energías sutiles que presentan ciertas frecuencias de vibración que provienen del Macrocosmos y que tienen una frecuencia vibratoria casi igual con su frecuencia propia, en una gama de vibración dada.
Las características generales y el lugar enigmático en el que se pueden concienciar tanto dentro  como fuera del cuerpo físico los 7 resonadores o, dicho de otro modo, los 6 chakras , porque el séptimo resonador que se halla en la coronilla está considerado mucho más que un sencillo  chakra, son:

*** El primer   centro sutil de fuerza, Muladhara Chakra, está situado entre el ano y la zona genital fuera del cuerpo y está  relacionado  con la lucha por  la supervivencia, con las necesidades básicas del ser, incluso con algunas tendencias de agresividad  e inclinaciones dogmáticas y representa nuestra relación con las energías sutiles, enigmáticas  de   la tierra. En el sistema endocrino este centro de fuerza está relacionado con las gónadas, en los hombres con los testículos,  que como ya bien sabemos segregan espermatozoides y, en el caso de las mujeres, está relacionado con los ovarios que son las glándulas  genitales femeninas donde se  forman óvulos que producen hormonas  como el  estrógeno y   progesterona. En el cuerpo, este centro de fuerza está en conexión con los órganos o  centros reproductores, sexuales tanto de los hombres como de las mujeres. Cuando está  activado armoniosamente aparece una fuerte vitalidad que ofrece un soporte vital desbordante que hace que se manifieste una fuerte sexualidad.
Este centro sutil de fuerza despierta en cierta medida las capacidades discriminatorias en lo que se refiere a la orientación en el mundo físico y hace que aparezca un cierto estado de estabilidad.
En el caso de una activación deficitaria   este centro sutil de fuerza hace que aparezcan en el ser molestias o enfermedades sexuales, un estado letárgico, inerte, crea ilusiones y egocentrismo, genera estados graves de ansiedad  y somnolencia.

*** El segundo centro sutil de fuerza, Swadhisthana Chakra está situado encima de la zona genital y está en fuerte conexión con ciertas emociones y sensaciones y con la manifestación de la sexualidad con todas las formas de sensualidad y representa nuestra relación con las energías sutiles, misteriosas del agua.
En el sistema endocrino este centro de fuerza esta en conexión con las glándulas  suprarrenales, que como ya bien se sabe  segrega adrenalina que aumenta el ritmo cardiaco, la presión sanguínea, y  hace que se dilaten los bronquios  y  que crezca la glicemia. En el cuerpo este centro esta en conexión con algunos componentes de la sangre, con la linfa, con los zumos gástricos, con los riñones y la  vejiga.
En el caso de una activación armoniosa del centro se manifiesta  una excelente adaptabilidad social, buena integración,  la falta de molestias relacionadas con la circulación y crea un estado de satisfacción interior.
Cuando no está bien  activado aparece desconfianza,  inercia, disipación  y  complacencia en estados de baja estofa, celos y falta de concentración  e induce estados de aislamiento y de perversidad o hace que aparezca la duplicidad, crea un mal estado de la circulación sanguínea y  molestias fisiológicas como las varices. Al mismo tiempo pueden aparecer enfermedades de la vejiga y de los riñones.

*** El tercer  centro sutil de fuerza, Manipura Chakra se encuentra en el plano sutil en la zona del ombligo y está relacionado con el desarrollo de la personalidad, con la afabilidad, la espontaneidad,   la capacidad de influenciar a los demás en lo bueno o  en lo malo  y la manifestación del poder.  Generalmente hablando, también está relacionado  con la vivacidad mental, con ciertas formas de inteligencia y representa nuestra relación misteriosa con las energías sutiles del fuego.
Desde el punto de vista del sistema endocrino este centro está conectado con el páncreas, una glándula abdominal situada en la parte dorsal del estómago, que asegura la segregación del zumo digestivo y pancreático  que accionan en el medio alcalino sobre todos los alimentos con ayuda de las dos hormonas que accionan en el medio de los glúcidos, la insulina y el glucagón. En el cuerpo este centro está conectado con el sistema digestivo, con el hígado, con el bazo  y con los ojos.
En el caso de que esté bien activado este centro hace que aparezca coraje, creatividad, humor, estado de jovialidad, de independencia y hace que el ser humano tenga una carisma especial y mucha fuerza interior.
En el caso de una activación insuficiente  hace que aparezca dependencia, timidez, miedo, orgullo, molestias o enfermedades relacionadas con el hígado  la vejiga  y ojos.

*** El cuarto centro sutil de fuerza, Anahata Chakra esta situado en la zona de plexo  cardiaco y está relacionado con el amor, el amor divino, con la devoción, con la curación sobrenatural a través  de las energías del amor, con el cuidado  materno,  la ternura, la empatia  y representa nuestra  relación  enigmática con las energías del aire.
En el sistema endocrino este centro se encuentra en estrecha relación con el timo, glándula que está situada en frente de la tráquea,  que está desarrollada y activada solo en el caso de los niños y adolescentes y que juega un papel muy importante  en el sistema inmunitario.
Está considerado la sede misteriosa del amor lleno de pasión  elevado.En el cuerpo este centro sutil de fuerza está en relación con el corazón, con los pulmones, con el órgano sexual  masculino en el caso de  los hombres, y el clítoris en las mujeres, con la vagina, el colon y en relación con la sangre.
En el caso de una activación armoniosa hace que exista afectividad, bondad, abnegación, amor, generosidad, poder de sacrificarse por los demás. Despierta el romanticismo, hace que aparezca un estado de magnetismo benéfico y confiere gracia  al ser humano  y en el caso  que el ser humano se lo ha despertado en gran medida hace que tenga el poder de aliviar a los seres humanos que necesitan esto cuando entra en contacto con ellos.
En el  caso de que no esté bien activado puede aparecer tristeza, egocentrismo, falta de afectividad, indecisión, ansiedades e incluso el terrible vicio de la avaricia. En el cuerpo aparecen enfermedades relacionadas con la respiración, con los pulmones, la circulación, el corazón, por ejemplo, angina de pecho y el asma.

*** El quinto centro sutil de fuerza, Vishuddha Chakra, se encuentra, en el plano sutil, en la zona del cuello. Está relacionado con la creatividad, la inspiración, con las vivencias estéticas elevadas, con el hecho de reconocer todo lo  que es verdaderamente hermoso, sublime y armonioso. Este centro de fuerza hace que aparezca una comunicación armoniosa, elocuencia, una fuerza de expresión misteriosa y representa nuestra relación con las energías sutiles enigmáticas del etéreo, Akasha Tattva, que así es como los yoguis llamaron esta energía fundamental después de haberla descubierto a través de la práctica directa.
En el sistema endocrino este centro está conectado con la tiroides que está situada en frente de la traquea y que segrega muchas hormonas como, por ejemplo, tiroxina, hormona rica en yodo, calcitonina, todas intervienen en el proceso de crecimiento y en general en el metabolismo.
En el cuerpo este centro está en relación con la garganta, el cuello, el esófago, con las cuerdas vocales y los órganos del habla.
En el caso de una activación armoniosa este centro sutil de fuerza hace que exista una buena comunicación y compresión, una extraordinaria expresividad, hace que el ser tenga una voz armoniosa, magnética  confiere el don de hablar,  creatividad, talentos elevados y refinamiento.
En el caso de una activación deficitaria aparece una aversión inexplicable hacia cualquier cosa, incapacidad de hacerse comprender, comunicación muy pobre, inexpresividad, disgustos frecuentes e incluso estados de rabia.

*** El sexto centro sutil de fuerza, Ajna Chakra, se encuentra en la zona  sutil de la frente, por encima de las cejas y está relacionado con la intuición espiritual. Se le conoce también bajo el nombre del tercer ojo. Es el centro mental de control y confiere un poder especial a la voluntad espiritual, fuerza mental extraordinaria, hace que aparezca el conocimiento auténtico, profundo, vivencias mentales elevadas y representa nuestra relación con las energías sutiles, misteriosas de la mente superior, dicho de otro modo con la mente de Dios  Padre que existe en el macrocosmos.
En el sistema endocrino este centro sutil de fuerza está en estrecha conexión con la glándula pituitaria, llamada también hipófisis una glándula endocrina situada bajo el encéfalo y que segrega innumerables hormonas, especialmente la del crecimiento y la estimulina que luego acciona sobre las otras glándulas endocrinas. Pero además,  segrega también una hormona que frena la secreción urinaria y otra que hace que se contraigan  los músculos lisos.
En el cuerpo físico este centro está en conexión con el sistema nervioso central, con el mantenimiento del equilibrio físico, con la cara y con algunos aspectos  de la mirada.
En el caso de una activación armoniosa, este centro sutil de fuerza otorga ingeniosidad, genialidad, confiere claridad y rapidez mental, sutileza, intuición espiritual,  preocupaciones filosóficas, capacidad de síntesis y un gran sentido moral.
En el caso de una activación incorrecta este centro sutil de fuerza hace que aparezcan estados de dependencia, mimetismo social, inestabilidad mental, falta de memoria y atención,  falta de rendimiento intelectual, fracasos en la vida y hace que los seres humanos que se encuentran en esta situación sean lo que llamamos incompletos.

*** El séptimo centro sutil de fuerza (SAHASRARA PADMA) no es realmente un chakra  es un centro esencial, supremo del ser humano y se encuentra en la coronilla, fuera del cuerpo físico. Este centro está en relación con la iluminación espiritual, la  sabiduría, confiere conocimiento espiritual, hace que el ser humano viva estados de conciencia extática, sublime, cósmica, estados de éxtasis divino y una conexión íntima, inefable, enigmática y permanente con Dios  Padre, dicho de otro modo, hace que exista un  estado de comunión con el Absoluto, con el más elevado nivel de la conciencia universal.
Este centro de fuerza hace que el ser viva estados de iluminación, de perfección espiritual, hace que se viva  plenamente la espiritualidad y representa nuestra relación enigmática con las energías sutiles, divinas, con el espíritu eterno inmortal que se encuentra en la hipóstasis del testigo desapegado de cada ser humano. Este espíritu inmortal o  Espíritu Supremo,-  Atman, no es otra cosa que una chispa ínfima de la esencia eterna de  Dios  Padre que existe en cada ser humano,  incluso cuando el no se da cuenta de su existencia.
En el sistema endocrino este centro sutil de fuerza está en conexión con la glándula pineal denominada epífisis, que es una glándula que  está situada en la plataforma  del diencéfalo y su papel fisiológico es  actualmente casi  inasequible por parte de  los científicos.
En el cuerpo físico este centro está en relación con todo el cerebro. Si está activado armoniosamente hace que aparezca el estado de sabiduría, éxtasis divino, confiere un estado de desapego espiritual, la permanencia de la consciencia incluso durante el sueño, hace que aparezca el estado de iluminación y de liberación espiritual, unos estados divinos paradisíacos de felicidad beatífica y hace que la vida del ser en cuestión sea armoniosa e integrada en la divinidad, confiere altos poderes paranormales espirituales haciendo posible  la revelación de Dios en nuestro propio ser y nos ayuda a descubrir la verdad suprema.
La activación de este centro sutil de fuerza genera las premisas del estado de trascendencia, hace que se transcienda fácilmente el ego, anula todos los límites y genera un estado de correspondencia con el Infinito contribuyendo así a la revelación de los grandes misterios insondables de la manifestación en nuestro propio ser.
El poderoso despertar de este centro sutil de fuerza conduce al ser humano hacia el estado de sabiduría.
En el caso de una activación deficitaria hace que aparezca un estado de completa inconsciencia, hace que exista y se instale la locura o algunos estados extraños, enfermedades psíquicas (como por ejemplo paranoia, esquizofrenia….) y todo esto hace al ser humano  incapaz de  practicar  yoga .
Ahora presentamos sencillamente, en un lenguaje más accesible los centros sutiles de fuerza.
Cuando nos confrontamos con una emoción, ella no esta acompañada solamente por algunos efectos físicos y de ciertos pensamientos, sino también de un sentimiento. Si pensamos en lo que sentimos nos damos cuenta fácilmente que sentimos el movimiento de la energía sutil vital que acompaña la respectiva emoción, y podemos ver donde en el cuerpo fisco percibimos las emociones o mas exactamente donde en el cuerpo percibimos el componente específico sentimental de las emociones que vivimos. En el caso que el dominio de los sentimientos nos sea conocido, podemos responder con certeza que esto depende de la emoción y de la persona. Si somos una persona preponderantemente racional es posible que percibamos la energía sutil vital solamente en la región de arriba de la cabeza, donde se encuentra en el plano sutil Sahashrara Padma. Si no somos preponderantemente racionales es posible que identifiquemos otras zonas en el cuerpo donde percibimos la energía. La más conocida de estas zonas siendo Anahata Chakra, el lugar donde sentimos los estados románticos. 
Podemos hacer un experimento, cerrar los ojos y recordar el momento cuando nos dimos cuenta que amamos por primera vez. Un poco tiempo después, se va a poder sentir una ola específica de energía al nivel del centro sutil de fuerza Anahata Chakra. Se puede notar que aparece en aquella zona, central, cierto calor agradable, una cierta expansión, un leve hormigueo, incluso una palpitación. Este es uno de los motivos por los cuales algunas personas quieren ver con avidez novelas de amor, o disfrutan de películas sentimentales. A ellos les gusta la ola oculta de energía de Anahanta Chakra que es percibida como un calor agradable en la zona del pecho. Por otro lado cuando miramos con mucha atención películas eróticas nuestra energía va hacia los centros inferiores de fuerza, especialmente hacia Swadhisthana Chakra y Muladhara Chakra, y de esta manera muchas personas se sienten, como dicen ellos, más cerca de la tierra.
A veces los seres humanos se cansan de “trabajar con la cabeza” porque esta es la zona más especifica para la profesión diaria. Cuando nos sentimos muy bien con nosotros mismos, sentimos preponderadamente como la energía crece alrededor del centro sutil de fuerza Manipura Chackra. En las situaciones en las cuales nos sentimos inseguros, sentimos a la vez como la energía sale a través de este centro de fuerza y sentimos una sensación de torsión dolorosa en el estomago.
Nos sentimos con los “pies bien sobre la tierra” cuando nuestra energía se acumula y se estabiliza plenamente al nivel del  Muladhara Chakra. Si nuestra energía se va bruscamente del ser por esta misma zona, respectivamente el centro de la base de la columna vertebral, Muladhara Chakra, sentimos un miedo aterrador.
Si estamos muy enamorados y a la vez aspiramos a unirnos al nivel amoroso erótico con el ser del sexo opuesto y nos atrevemos incluso a manifestar unos fantasmas eróticos  en conexión con esta potencial experiencia amorosa que anticipamos, nuestra energía sutil va y se acumula al nivel de Swadhistana Chakra.
Después de hacer el amor y de haber tenido dos o tres orgasmos, o después de comer bien,  y sentirnos muy felices, la energía sube hasta Anahanta Chakra.
Cuando tenemos emociones paralizantes, antes de hablar en una reunión o de tener un discurso parece que la garganta se seca; esto se debe a que entonces la energía vital salio del Vishuddha Chakra. Mas, cuando nos expresamos de una manera coherente, que nos encanta sentimos plenamente el centro sutil de fuerza Vishuddha Chakra.
Cuando nos concentramos o nos enfocamos intelectualmente con mucha fuerza las cejas se acercan espontáneamente una de otra y podemos sentir un  cierto estado de calor en el foco energético del tercer ojo, Ajna Chakra que es el centro sutil de fuerza que se abre especialmente cuando tenemos percepciones intuitivas espirituales. En la India cuando alguien profundizaba las prácticas espirituales y a la vez estaba en un momento favorable para algunas prácticas intuitivas espirituales, el tercer ojo Ajna Chakra se calentaba tan fuertemente que los respectivos seres ponían pasta de madera de sándalo en aquel lugar para calmarlo. Muchos recordamos que las mujeres hindúes tienen un punto rojo dibujado sobre la frente y aquel simbólico punto foco se llama bindu. La razón por la cual dibujan este punto simbólico es tradicionalmente hablando la misma.
Brevemente hablando sobre los 7 centros sutiles de fuerza entre  los cuales se encuentra también Sahashrara , son zonas sutiles, focos que influencian el cuerpo y en aquellas zonas se concentran ciertas energías sutiles y especialmente la energía vital cuando experimentamos un cierto sentimiento.
Esperamos que estos aspectos los ayuden a entender mejor la manera en la cual funcionan los siete centros sutiles de fuerza.

Academia Espiritual de Yoga ANANDA