¿Qué es el Yoga?

Conocido en Occidente comúnmente en diferentes variantes "populares" como "prácticas para mantenerse en forma", en realidad el YOGA es una disciplina espiritual rigurosa, una ciencia auténtica del ser humano y de sus energías, un sistema completo que practicado correctamente permite el control progresivo de todos los aspectos de la vida.
Además de los beneficios evidentes como por ejemplo: La eliminación de estrés, la curación de varias enfermedades, mejorando la memoria y la concentración, balanceando nuestras emociones, etc. el YOGA también ayuda en la búsqueda de respuestas a preguntas esenciales que siempre estuvieron en la mente de la gente ya desde "el inicio de los tiempos", como por ejemplo: "¿Por qué razón he nacido?" "¿Para que sirve mi vida?" "¿Qué pasará conmigo después de la muerte?" "¿Quién soy?".

El objetivo principal del YOGA es, por consiguiente, enseñarnos como contestar correctamente y con sentido a las preguntas mencionadas anteriormente y como descubrir la más profunda verdad sobre el ser humano, la Vida y el Universo.
La más antigua descripción sistemática del YOGA se encuentra en el YOGA SUTRA de PATANJALI (que vivió en el siglo II antes de Cristo y cuyo nombre se pronuncia en el idioma original PATANYALÍ). Es un guía muy breve que siempre fue utilizado junto otras enseñanzas secretas. Esta es la razón principal por la cual, para quien nunca ha practicado YOGA, el texto se queda envuelto en misterio. Sin embargo, el YOGA SUTRA es el texto más preciso y científico jamás escrito sobre el YOGA. El texto describe los ocho niveles o estados fundamentales (ASHTANGA) existentes en el YOGA:
YAMA (se pronuncia IAMA) y NIYAMA (se pronuncia NIIAMA) se refieren a las actitudes internas y externas que tienen como objetivo la armonización de las interacciones que tenemos tanto con el mundo exterior como con nosotros mismos.
ASANA son posiciones físicas mantenidas a largo plazo sin movimientos, y que producen el balance de las energías sutiles del sistema-cuerpo.
PRANAYAMA (se pronuncia PRANAIAMA) es la acumulación de las diferentes formas de la energía cósmica fundamental (PRANA) por medio de técnicas de respiración.
PRATYAHARA(se pronuncia PRATIAJARA) consiste en "alejar las energías de los sentidos" desde sus objetos de acción, con el propósito de realizar el enfoque de estas energías hacia el universo interno.
DHARANA es el enfoque de la mente en un único objeto.
DHYANA(se pronuncia DIANA) es dirigir continuamente y unidireccional el flujo de los procesos mentales con un único objetivo.
SAMADHI es la identificación telepática que ocurre entre el objetivo de la meditación y la conciencia del practicante. SAMADHI es el más elevado estado de conciencia expansionada y presupone una completa participación del ser humano en la Vida Cósmica. SAMADHI representa la Iluminación y la sabiduría total.
MUKTI o la liberación espiritual última, no significa el desprendimiento del mundo manifestado, pero una estrecha y permanente identificación con la Conciencia Suprema, la que es en verdad la naturaleza última y fundamental de cualquier Sí individual. La última y completa liberación es por consiguiente posible solo después y a través de la comprensión de la identidad entre Sí y el Universo.
Este último estado espiritual NO SE LOGRA después de la muerte o en otra dimensión de la Realidad, sino AQUÍ y AHORA. El célebre tratado iniciático SPANDA PRADIPIKA afirma: "Solo la liberación en esta vida (JIVANMUKTI - se pronuncia YIVANMUKTI) es liberación verdadera". SPANDA PRADIPIKA.

A lo largo del curso aprenderemos prácticamente diversos métodos de relajación y re-energización, por medio de la resonancia con diversos niveles de la manifestación sutil de la naturaleza. Después de un período de experimentación correcta de estos métodos de relajación y re-energización, el practicante YOGA podrá lograr muchos éxitos en cualquier aspecto de la vida donde enfocará sus esfuerzos. En algunas fases de la práctica, el Yogui avanzado después de reestablecer su salud y vitalidad, realiza un estado interior armonioso que luego le permitirá volverse capaz de ayudar a los demás miembros de la familia o aún amigos, ofreciéndoles a la vez la posibilidad de ayudarse a ellos mismos. En este sentido, las lecciones sobre los métodos de curación con la ayuda de los soplos sutiles internos (o energías secretas de la naturaleza – PRANA)  ofrecerán muchas indicaciones útiles y extremadamente eficientes. En otras lecciones se aprenderá la utilización benéfica de las corrientes energéticas sutiles coloreadas, con aplicaciones importantes tanto en el dominio terapéutico  como para el desarrollo psíquico. Una serie de ejercicios muy eficientes y beneficiosos que se enseñarán gradualmente con todas las nociones practicas y teóricas necesarias (Que constituyen el fruto diligente y de la paciente aplicación exitosa de estos por los sabios yoguis a lo largo de miles de años), ofrecerán a los practicantes sinceros y perseverantes, grandes satisfacciones concordantes a la naturaleza específica de sus problemas.
Según la tradición YOGA se considera que un gran porcentaje de seres humanos se mantienen constantemente en “agitación externa”, sin darse cuenta del “letargo interno” en que viven. La práctica seguida y perseverante de las diferentes técnicas YOGA ayuda extraordinariamente a los que están en la categoría de los todavía “inconscientes”, para despertarse en relación a una nueva y superior realidad.
Después de un intervalo variable de tiempo (individualmente), el practicante YOGA entusiasta confronta un proceso de aceleración extraordinaria de su progreso interior, lo que le ayuda a realizar en sí mismo el propósito divino de su existencia en el Universo, facilitándosele el conocimiento de las Leyes Fundamentales del Universo. Se dará cuenta luego que en sí mismo todo está operando para dinamizar su crecimiento espiritual.
Por medio de la práctica YOGA, el aspirante al perfeccionarse interiormente logrará apagar el despilfarramiento de su energía mental que le dispersa inútilmente este potencial tan valioso, así impidiéndole a conocer su propio universo interior. Es significativo que el célebre Doctor Paul Chauchard consideró que: “Aunque la humanidad apareció desde hace más de sesenta y cinco mil años, todavía es como adolescente y se conoce a sí misma casi mediocremente”.
Teniendo en cuenta la preocupación general de la humanidad sobre el problema de la senilidad, en este curso se busca sustituir el temor discreto de algunos, con ciertas dosis de esperanza a partir de soluciones naturales que existen en el sistema YOGA y que serán de cierta utilidad para los que van a ponerlas en práctica. Durante el curso se insistirá también, sobre los valores morales, psicológicos y psíquicos, sobre las reglas de higiene y nutrición y sobre los métodos de mantenimiento “automático” del cuerpo humano según el conocimiento milenario YOGA. En la misma línea de los datos de la sabiduría antigua, la dinámica del erotismo y de la sexualidad será considerada desde un punto de vista totalmente inédito, para no dejar atrás un aspecto tan importante como es el de la energía creadora del ser humano.
Así como cada quien podrá constatar directamente por medio de su práctica perseverante, el ser humano es inseparable a la naturaleza, y si llegamos a concientizarlo, ésta normalmente debería incitarnos a desarrollar plenamente las fuerzas de cohesión del alma, lo que luego tendrá repercusiones benéficas también sobre las fuerzas y energías sociales.
Generalmente el sistema YOGA y el HATHA YOGA especialmente, pueden ofrecer grandes servicios al ser humano a condición de respetar rigurosamente las reglas de estos. Por eso, el filósofo francés Jean Jacques Rousseau, afirmaba: “Necesitamos que el cuerpo tenga vigor para seguir al alma; un buen sirviente debe ser lo más robusto posible”.
En el HATHA YOGA existen diferentes métodos para tonificar el cuerpo. Después de aprenderlos por medio de diferentes lecciones teóricas y prácticas, luego cada uno es libre elegir y practicar preponderantemente a los que prefiera. Quien quiere lograr un extraordinario control interior también al nivel prosaico de las “REALIDADES”, se le aconseja hacerlo por la práctica perseverante de las posturas o posiciones (ASANA) del sistema HATHA YOGA. Después de un cierto intervalo de práctica, el aspirante sincero se dará cuenta que estas son herramientas seguras para el control y dominio de su cuerpo y mente, ya no por el enfrentamiento de los demás, sino para trabajar sobre sí mismo para “PULIR SU PROPIA PIEDRA BRUTA”, y todo esto naturalmente, sin el penoso espíritu de competitividad que enraíza las tendencias dualistas con todas las consecuencias que supone.
Se espera que la asimilación del conocimiento técnico y práctico que este curso ofrece, eliminará los malos entendidos que persistan en los que, apegándose a las apariencias, quieren ver en el HATHA YOGA solo una simple gimnasia del cuerpo.
También se espera que ayude a cambiar la visión errónea de los que rebasando este nivel, buscan en el YOGA SOLAMENTE UNA HERRAMIENTA para obtener poderes paranormales (SIDDHI). En relación a esto, se presenta la opinión autorizada de un gran estudiante francés de los sistemas tradicionales orientales, Alain Danielou: “Todos los tratados de YOGA insisten en que el único objetivo del sistema HATHA YOGA es la superación vertiginosa de los obstáculos de orden físico que señalizan el sendero espiritual hacia la reintegración en el ABSOLUTO”.
Esperamos que tomándose en cuenta desde el punto de vista práctico, a todos los elementos psico-fisiológicos y psicomentales prácticos anteriormente mencionados, esto determinará la aparición de la evocación necesaria de los elementos específicos que favorecerán la armonía y la expansión de la conciencia. Por medio del modo práctico directo de abordar el asunto, los yoguis fueron y son permanentemente, personas que buscan interrogar a los grandes aspectos insospechados de la realidad con una visión pura y genuina y con una mente lo más liberada posible de prejuicios, sin importar si son antiguos o modernos. En todas las épocas, los Yoguis han intentado ser mentes libres que investigan, que aspiran a realizar la verdad última, alcanzando así a la vez la Liberación. Se espera que esta actitud abierta, noble y valiente, sea un ejemplo para todos. Dicha actitud espiritual constituye la condición esencial para abrirse las perspectivas y ser exitosos en la búsqueda de la verdad. En la fase inicial, el curso de YOGA está orientado para ayudar a todos los que lo frecuentan en mantener la salud (o restablecerla si está perturbada), por medio del volver a respetar las leyes de la naturaleza; buscando también infundir ánimo y ayudar al reencuentro de la confianza en sí mismo y de la esperanza, a los que están desesperados e incapaces de encontrar una solución a los problemas esenciales que tienen. El gran sabio yogui de la India, Sri AUROBINDO dijo: “LA VERDAD Y EL CONOCIMIENTO SON COMO UN RAYO DE LUZ ESTÉRIL SI EL CONOCIMIENTO, A TRAVÉS DE LA APLICACIÓN PRÁCTICA, NO OFRECE TAMBIÉN LA FUERZA DE CAMBIAR AL MUNDO”.

Academia Espiritual de Yoga ANANDA